GALERÍA – “Tambores, tambores y tambores en el corazón del Slum”. Dharavi. Mumbai

Agosto 2014.

… “Son días de efervescencia en el corazón del Slum. Desde hace varias jornadas el calor húmedo del Monzón se viste de algarabías, nervios, colores y preparativos ante uno de los grandes festivales de India. Que aquí se celebra con desmesurada pasión y que una vez más arranca con estrépito y furor; despertando a ritmo de tambores el espíritu de una de las idolatradas Deidades del infinito Olimpo Hindú. El Dios Ganesh, que da esencia y nombre a este gran acontecimiento anual. El Ganesh Chaturthi.

Nuestro barrio, querido Dorwada, está más bonito que nunca, aunque las lluvias torrenciales irrumpen a menudo y entristecen un clima enormemente festivo que se cuela sin piedad en cada rincón de los hogares y familias de la Comunidad.

Desde hace dos días nuestro principal templo acoge en su exterior y bajo una colorida carpa, la enorme escultura del Dios Hindú, que un año más ha sido costeada por las familias del barrio. Especialmente las pertenecientes a la Comunidad Tamil. Y un año más me sorprendo ante el precioso detalle de estas increíbles esculturas, fabricadas en esencia de barro y paja. Y diseñadas, construidas y decoradas por auténticos artistas. En seguida vienen a mi cabeza las palabras que me susurró en Calcuta el famoso y fallecido Maestro Bengalí, Nepal Pal, “la parte más importante de toda escultura es la mirada. Porque en la Mirada es donde reside el verdadero poder de los Dioses y los Personas”.

Y cada día, bajo la vigilante y poderosa mirada de nuestro Ganesh, la comunidad baila, canta, grita, salta y vibra bajo el hechizo de los tambores del folklore local. Mis favoritos por supuesto, son los ritmos imposibles, absorbentes y casi electrizantes de los orígenes de mi hermano Shekar: Tamil Nadu.

Y cuando ya pensaba yo, inocente de mi, que tras casi demasiados días de efervescencia, bailes, gritos, sudor, lluvia, multitudes enloquecidas y tambores la cosa amainaría, Dharavi me vuelve a recordar que aquí, como en la vida, no hay tregua ni descanso. Y que en cada momento hay algo grande queriendo hacerte vibrar … aunque a cambio, tu integridad física y emocional deban también tambalearse a ritmo de los tambores de la vida.

Descansando me hallo en nuestra pequeña casa, en compañía de Shekar, Vignesh y Sunil. Mi querida pandilla de la que puedo disfrutar tras estos años de ausencia. De repente, se abre la puerta, que en el slum lo hacen normalmente hacia arriba, y aparece nuestro querido vecino de Gujarat.

– “Me envía Navín ( el informático ), porque su comitiva de Gujarat se reúne para celebrar el Festival. Que te vengas a hacer unas fotos …“.

– “Sin problema Mukesh. Chicos, vuelvo en un rato. Nos os bebáis toda la cerveza”.

Cojo mi equipo y sigo a mi joven amigo hasta la calle principal. La verdad es que estoy algo molido pero pienso que puedo sacar unas fotos de su reunión y luego enviárselas. Y según la experiencia de estos días, durará poco y no habrá demasiada gente.

Pero me equivocaba y de repente, de nuevo, me vi envuelto en el ventrículo derecho de una locura colectiva de bailes, gritos, saltos, ruido, música y estruendo propios de una Comunidad desaforada y lindamente apasionada por la vida.

Gracias a la Comunidad de Gujarat por hacerme vibrar este día ;D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s